Recomendaciones para desconectar del trabajo en vacaciones
Informes

Recomendaciones para desconectar del trabajo en vacaciones

Ya vimos en el anterior post "Desconectar del trabajo en vacaciones" que hay perfiles profesionales a los que les cuesta un mayor esfuerzo desconectar en vacaciones o que incluso no lo consiguen, con las consecuencias negativas que ello acarrea, tanto para la propia persona como para la empresa. Estos perfiles se corresponden con niveles superiores de formación que ocupan cargos en dirección, gerencia y departamentos comerciales.

Puesto que en ese mismo artículo también vimos los beneficios del descanso, tanto para la empresa como para el propio trabajador, queda claro la importancia de desconectar en el periodo vacacional, ya seas el CEO de la empresa o el responsable de ventas de tu zona asignada. Para que no haya excusas, hemos recopilado recomendaciones de Adecco y Huffington Post para proporcionarte una buena guía de desconexión ¡y que vuelvas con los depósitos de energía bien llenos!

  1. Objetivo "cero temas pendientes": cuantos más asuntos puedas dejarte cerrados menor será tu preocupación laboral durante tus vacaciones. Hay tareas que tienen continuidad y no son programables, en estos casos puedes delegar en alguien: deja previamente una guía y ponla en práctica unos días antes para resolver con antelación posibles dudas.
  2. Elige tus vacaciones en una época en la que la carga laboral sea inferior. De esta forma reducirás llamadas, correos y evitarás en la medida de lo posible las situaciones en las que se requiera de tu ayuda para resolverlas.
  3. Si aun así es necesario consultar el correo corporativo en vacaciones porque, por ejemplo, eres director o agente comercial y tienes que comprobar si hay pedidos, consultas o incidencias urgentes, se recomienda fijar uno o dos momentos diarios al día. Disponer de una solución de movilidad comercial que te facilite realizar estas tareas de forma rápida y en cualquier sitio puede ser de gran ayuda.Trabajar en vacaciones: fijar un momento al día
  4. ¿Qué deben durar las vacaciones? Los expertos recomiendan una duración mínima de 2 semanas, aunque afirman que 3 semanas es el tiempo ideal para asegurarte una buena desconexión.
  5. Aprende a disfrutar del ritmo "slow". Puede resultarte difícil al principio ya que seguramente durante el año has ido con prisas a todas partes, a comer, al gimnasio, a la compra o incluso a clase de yoga. Olvídate del tiempo y de los horarios, simplemente relájate y disfruta de los detalles.
  6. Céntrate solo en una cosa encada momento. Según profesiones, estamos acostumbrados a ser trabajadores multitarea y realizar más de una actividad a la vez. Cambia el chip estas vacaciones y céntrate solo en una cosa. Por ejemplo, céntrate en la cena, el baño en la playa o en el tiempo que estás pasando con tu familia, ¡pero no adelantes acontecimientos! Si esto te resulta difícil puedes planificar las cosas más importantes que quieres hacer para mantener tu mente relajada.
  7. Llega a tus vacaciones con el menor nivel de estrés y saturación posible. Si lo logras luego te resultará más fácil desconectar y disfrutar. Evidentemente la teoría es una cosa y la práctica otra.. pero ¿cómo podemos conseguirlo? Aprende a desconectar durante todo el año: fines de semana, puentes, miniescapadas y, sobre todo, a diario. Se recomienda realizar alguna actividad no laboral que te aporte satisfacción personal y con la que disfrutes, ya sea deporte o cualquier otra.

¡Esta vez seguro que lo consigues y vuelves dispuest@ a arrasar con todos los retos que se te pongan por delante!