Las 4 fases que debe tener tu Plan de Acción comercial si quieres vender de verdad

Las 4 fases que debe tener tu Plan de Acción comercial si quieres vender de verdad

La potencia sin control no sirve de nada. ¿Recuerdas a Carl Lewis en tacones, verdad? 

pirelli-carl-lewis-poster

En B2B es lo mismo: da igual que tengas un producto inmejorable o un equipo de ventas incansable. 

Sin un plan de acción comercial, tarde o temprano perderás la potencia… y  la carrera.

¿Necesitas echarte ya a correr? 

Te invitamos a una asesoría estratégica en para explicarte cómo podemos ayudarte a fijar tu plan de ventas… y a conseguir tus objetivos, por supuesto.

 

Qué es un plan de acción comercial o de proceso de venta

Un plan de acción comercial es un conjunto de acciones planificadas para alcanzar unos objetivos concretos de ventas.

Toda la empresa debe conocerlo, para lograr los objetivos marcados.

 

Cuáles son las fases imprescindibles de un proceso de venta

 

1. Define objetivos

Se trata de fijar unos objetivos reales: es el KPI principal de toda estrategia de ventas.

Básate en la metodología SMART para que tus objetivos sean: 

  • S (Specific): es decir, específicos, sin ambigüedades. Cuanto más específico, más probabilidad de alcanzarlo.
  • M (Measaurable): si no son medibles, no podrás analizar el resultado de tus acciones. Fija objetivos cuantitativos: por ejemplo, conseguir tantas nuevos clientes en x meses.
  • A (Achievable): es importante que sean alcanzables para no desmotivar al equipo comercial (ni al resto de la empresa).
  • R (Relevant): un objetivo relevante es el que está vinculado a acciones de mayor relevancia para tu empresa; no malgastes recursos en objetivos que no aportan.
  •  T (Timely): hay que fijar un límite temporal para la consecución del objetivo en un plazo concreto. 

objetivos-SMART -1

2. Diseña estrategias

Con los objetivos claros, hay que definir las estrategias a poner en práctica para conseguirlos; un camino a seguir con todos los pasos necesarios detallados.

Por supuesto, deben ser flexibles, pero diseñadas para que ningún cambio suponga perder de vista los objetivos.

 

3. Establece tareas y responsables

Las estrategias deben segmentarse en tareas, para poder desarrollarlas.

Se trata de definir quién puede hacer cada tarea para lograr los objetivos marcados, conociendo muy bien a todo el equipo y las capacidades y recursos con los que se cuenta.

A veces puede ser necesario subcontratar alguna tarea o adquirir una herramienta concreta.

Por ejemplo, contratar un software que te permita digitalizar por completo tu fuerza de ventas y el proceso que sigue para vender  . ¿Quieres conocer la nuestra?

Te adelantamos un poquito en este vídeo, pero si quieres ver hasta dónde puede llegar, reserva una asesoría estratégica gratuita y te la mostramos, sin compromiso.

 

 

4. Ejecuta acciones

Cuando se acaban las fases de planificación, es necesario poner en marcha el plan de acción comercial.

Esa es la fase más sencilla, a priori, porque se trata de seguir el esquema que se ha diseñado en las previas. Pero recuerda la importancia de medir los KPI para mejorar tu analítica de ventas.

 

¿Tienes ya un plan de ventas diseñado correctamente?

Con nuestra herramienta inaCatalog toda la empresa podrá formar parte del plan de acción comercial, aportando información en remoto, sin necesidad de perder el tiempo en reuniones interminables.

¿Quieres comprobarlo

Noticias Relacionadas: