Redefinir la marca España
Sin categoría

Redefinir la marca España

Hace unos años que llevamos escuchando, sobretodo desde las clases políticas, la frase de que hemos de cuidar la llamada ‘marca España’ que es la que, se supone que nos debe relanzar como nación a ojos de los inversores extranjeros.

Nadie duda de la importancia de las exportaciones para salir de la crisis y del aumento de éstas que estamos observando en los últimos meses. Pero la internacionalización de las empresas españolas no es una tarea fácil ni es un proyecto que se pueda abordar a corto plazo, requiere de un gran esfuerzo económico y humano darse a conocer más allá de nuestras fronteras y más aún ganarse su confianza.

El principal escollo que se encuentran nuestras empresas es precisamente la imagen que se tiene de España en el extranjero. Esta mala impresión se debe en gran parte (sobretodo) a la imagen vendida durante muchos años para potenciar el sector turístico en nuestro país.

No es difícil darse cuenta del daño que nos hemos hecho con esta publicidad tan poco fiel a la realidad pues basta con ver los anuncios televisivos que hacen fuera de España para vender productos supuestamente ibéricos, los toreros y las folklóricas con la tradicional pandereta son nuestra principal seña de identidad. Justamente este instrumento define bastante bien la idea que se hacen de nuestro país.

Podemos tomar como referencia también la opinión que mantienen muchos de los “erasmus” que conviven un curso en nuestros centros universitarios para escogernos como destino. A nadie le sonará como nueva o extraña la frase “España siesta y siesta” pues la comentan muchos de estos estudiantes. Evidentemente cuando se reclama a los turistas no se buscan estos daños colaterales pero esa idea de que en España se vive una vida sosegada y tranquila es bastante engañosa.

España, hoy por hoy, está entre los países donde se trabaja más horas al año en todo el mundo, quedando bastante por encima de países como Francia, Holanda, Suecia o Reino Unido y con niveles similares a Japón o Estados Unidos, ¿Por qué entonces siguen observándonos  con reticencias desde el capital externo?

Costará mucho cambiar esas impresiones, el turismo es un sector importantísimo en nuestra economía (supone más del 10% del PIB) pero hay que ayudar a la internacionalización de nuestras pymes pues, además de aceite o vino podemos dominar otros mercados si se nos da una oportunidad.

Por Juanan Alcaraz
Departamento de Sistemas